abogado laboral — demanda por tutela laboral

Mas la ley no es el único factor normativo que integra el presunto en verdad de la tutela laboral. El considerando 14º de la sentencia Valenzuela Olivares con Supermercado San Pablo Ltda.22 es un caso que demuestra bien a las claras que hay un doble parámetro normativo (ley y Constitución) que debe ser satisfecho a fin de que se realice el presunto en verdad que da sitio a la tutela fyd-asesor laboral. En el considerando en cuestión, el juez reconoce que el artículo cuatrocientos 58 del Código del Trabajo implica someter la actuación denunciada «al escrutinio legal/constitucional» y que, por tanto, debe cumplir con un doble requisito: ser ilegal e inconstitucional. Examinemos un tanto más de cerca esta cuestión.

La demanda por tutela laboral fue por despido vulneratorio de derechos esenciales y cobro de prestaciones laborales. La sentencia dio por acreditado el despido con palabras groseras. Entonces, hubo infracción de la garantía del artículo diecinueve N.º 1 de la Constitución: los chillidos y groserías la afectaron psíquicamente. Asimismo hubo infracción de la garantía del artículo diecinueve N.º 4: siendo agredida públicamente se menoscabó su honra. Lo interesante es la conclusión que sigue: «Que las garantías esenciales que se han tenido por lesionadas, lo han sido en su contenido esencial, cada vez que no existe capacitad alguna del empleador que pueda autorizar la humillación del trabajador en los términos que se han dado por establecidos»veinticinco.